viernes, 15 de junio de 2018

Se fue Castillito, iba montado en uno de sus sueños



José Castillo, conocido cariñosamente como Castillito, fue un pionero del cine animado en Venezuela; realizó cortometrajes utilizando la intervención directa de la película celuloide. Tuvo innumerables reconocimientos en festivales a nivel mundial. Produjo más de 20 filmes de manera artesanal y sin recursos financieros. Sus obras más reconocidas son  ConejínLa hormiga de Hiroshima, La cueva, Fantasía china, Cinético, Fiesta, La serpiente emplumada, Fantasía japonesa, Platero, La Cucarachita, Reverón y ¡Ay Zaragoza!, entre otras.
Fuente/Autor:
Carlos Gutiérrez

lunes, 11 de junio de 2018

A Hard Day`s Night


A Hard Day`s Night. Distribuidora: United Artists; director: Richard Lester; productor: Walter Shenson; guion: Alun Owen; actores: The Beatles —John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr—; música: The Beatles, George Martin; género: comedia/musical; país: Reino Unido; duración 87 min; año: 1964. 
Los Beatles están teniendo un día duro, no solo deben cumplir con una extensa gira de conciertos sino lidiar con un grupo de fans que los acosan en todo momento y para colmo tienen que cuidar al excéntrico abuelo de Paul. Será el día y la noche más larga de Paul, John, George y Ringo: los Beatles. 
En su primera travesura cinematográfica los Beatles nos demuestran lo que fue su época, sus inicios y su gran éxito. En medio de sus canciones y muchos gag de comedia, la película de Richard Lester nos muestra el fenómeno de masas que fue el grupo de rock más famoso de todos los tiempos, no solo es una joya para los amantes del rock sino también una joya desde el punto de vista cinematográfico; considerada por la revista Time entre las 100 mejores películas (ver lista)
Por supuesto, la música es la principal protagonista, de hecho, se dice que la película fue una excusa de United Artists para poder grabar un disco con temas de los Beatles.
El principio del filme lo dice todo: los cuatro de Liverpool corriendo por la calle siendo perseguidos por un montón de fans al son de A Hard Day`s Night es una de las secuencias más particulares realizadas en el cine, el espectador siendo fanático de los Beatles o no quedará enganchado, después de todo es una locura, con mucha música, mucha comedia y la presencia de los Beatles en el comienzo de su legendaria carrera. 



Los Beatles completaron su carrera cinematográfica con 4 películas más, después de ésta vendría Help! hecha ya en colores y con una trama más disparatada, Magical Mistery Tour, tal vez su único bajón ya que se trato de un filme prácticamente carente de guion; la maravillosa Yellow Submarine, una fantasía de dibujos animados cargada de mas música y mucho contenido visual; y Let it be documental que narra los últimos momentos del grupo.
Existe un álbum recopilatorio de los Beatles, llamado Reel Music (ver imagen), el cual es una compilación de lo mejor de los temas musicales de sus películas. La caratula muestra al cuarteto frente a un cine donde se presentan todas sus películas, ya solo la caratula es para mí una joya; que decir de todo lo demás.
Autor: 
LUIS STEELHEART 

Licenciado en Administración de Empresas. Ha participado en diferentes actividades de cine-foro principalmente en el Cine Club Charles Chaplin y en la Biblioteca Pública Pio Tamayo, además de realizar colaboraciones en diferentes actividades de cine en los lugares antes mencionados y otras instituciones como la Universidad Simón Rodríguez, el CIECA, la UPEL y el Liceo Lisandro Alvarado. Steelheart es un cinéfilo y coleccionista de artículos relacionados con el cine. 

Para ver otras publicaciones de Luis Steelheart pulse AQUÍ


Fuente/Autor:
Movieclips Classic Trailers
https://www.youtube.com/watch?v=Pbg8T9r1DiQ

El cine de mi colección es escrito por Luis Steelheart. Iribarren Films publica este espacio como una contribución al desarrollo de la cultura cinematográfica, sin embargo, las opiniones emitidas en él son responsabilidad únicamente del autor.

viernes, 8 de junio de 2018

Sergio Monsalve: «se están haciendo unas películas que son "brutales", "brutales", en Venezuela»


Impresiones del crítico de cine Sergio Monsalve sobre el Festival de Cine Venezolano 2018. «Que hayan seis películas o siete películas de calidad en medio de una muestra de cine venezolano del año es una cosa inverosímil» apuntó de manera positiva Monsalve en este vídeo. 
Fuente/Autor:
Sergio Monsalve
https://www.facebook.com/sergio.monsalve.779/videos/10156484731366214/?fref=mentions

jueves, 7 de junio de 2018

Hijos de la sal gana el Festival de Cine Venezolano

Hijos de la sal, de los hermanos Luis y Andrés Rodríguez, fue la mejor película del Festival del Cine Venezolano 2018. El filme se llevó 7 galardones: Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Actor de Reparto, Mejor Sonido y Mejor Música. La familia de Gustavo Rondón recibió por su parte seis galardones y El Vampiro del lago de Carl Zitelmann fue reconocido con dos premios además de la Mención Especial del Jurado. La lista completa de ganadores la pueden ver a través de EL NACIONAL
Fuente/Autor:

jueves, 3 de mayo de 2018

LA OREJA TOMADA


«No basta con oír la música; además hay que verla».
Ígor Stravinski

La esforzada Tere Velázquez, alumna de teatro, repetía casi en automático: «Estoy despertando mis músculos para revivirlos y servirme de ellos», apostando toda su energía en rutinas de movimientos casi siempre inacabadas. Durante la instrucción de la Cátedra de Expresión Corporal, entre universitarios, me había tocado inducir la valoración del sonido y su significado en el contexto espacial donde hace eco; a través de la vivencia de algún ejercicio rítmico-musical, esta alumna me confesó el que no se hubiera percatado antes del efecto de la música en su emocionalidad. 
Y como una revelación pasó a explicarse entonces, el por qué de la pesarosa e inaguantable rutina que representaba la clase de Matemática Financiera: y es que en el transporte que la movilizaba justo a la primera hora de la mañana, cuando tenía pautada la asignatura en cuestión, invariablemente sonaba vallenato parejo y acto seguido, ya en el salón de clases, la matemática profesora, de voz agudamente gangosa, perpetraba un contenido mas… ¿Podría este cuadro generar algún interés simple o compuesto? ¿Partía de allí su gran desaliento? ¿Peligraba?... Una trama de invasión a través del sentido del oído se urdía: «La Oreja Tomada» habría llamado a este thriller (pidiendo la venia de Julio Cortázar). Así nuestra protagonista, luego de detectar al elemento audio-invasor, habló del diseño de un plan para desplegar su defensa (fechas focales, réditos vencidos y plazos traicioneros estarían por develarse, pero en otras voces). Al momento, misteriosamente, vía WhatsApp, llegaba melodiosa y con acento conocido: «voy a hacer su casa en el aire, para que no la moleste nadie…» acordeón mediante y casi espeluznante… La fase de Resistencia estaba en marcha. Le deseé suerte y le sugerí que propusiera en el cineclub algunas películas: Alien, La Guerra del Opio o El Último Mohicano y agregué: ─Dile a Pancho Pérez… Él, además, les hace el foro─, esto quizá mostrándole el camino hacia la última defensa. 
Y en verdad, resulta buen tema para el debate. El balance entre sonido y silencio, una suerte de «paz» que determina la comprensión al comunicarnos. El sonido para la voz, el silencio para el gesto. El sonido por el hablante, el silencio por la escucha. Sin embargo, el uso de los recursos para la realización en el cine pareciera que olvida por capítulos esta verdad y privilegia por mucho el sentido de la vista y nos cuestionamos un ritmo que se nos hace patente en cada movimiento de la cámara, en los desplazamientos de los actores y más. Es lógico; el cine mudo alimentó nuestra necesidad de proyección justamente en la imagen visual tímidamente apoyada por la música incidental a veces, o sabiamente integrada en la estructura como nos lo mostró el gran Charles Chaplin. No obstante, lo visual alcanza su magnificencia cinematográfica cuando se incorpora el sonido en su más amplia expresión e intención. Durante las primeras décadas del siglo XX se realiza esa performance que ya no podemos eludir y naturalmente le asumimos porque así, lo visto en pantalla, se nos parece un poco más a la vida real. Quizá no nos demos cuenta, pero nuestros oídos, más que nuestros ojos nos dan la necesaria información para estremecernos, intrigarnos y disparar series de imágenes en nuestra mente que es lo que hace bastante divertido al cine y le confiere qualitas de arte. 
En producción fílmica, quienes atienden de manera pormenorizada el aspecto auditivo, al exponer el asunto, hablan de «diseño sonoro» desde una concepción técnica que cubre diferentes planos o ámbitos en la búsqueda de la emocionalidad y el ritmo que ha de acompañar a la imagen. Otra concepción, pudiera llamarse innovadora, es la denominada «Phonurgia» que constituye una «perspectiva sonora del cine» desde la cual, su exponente, la cineasta argentina Lucrecia Martel, nos invita a partir de los sonidos antes que de lo visual, superando el esquema impuesto por la industria. De esta forma se explora sobre una emocionalidad que alimentará y dará paso, a través de lo sensitivo, a la creación de los guiones y de estos a la realización cinematográfica, que estaría determinada fundamentalmente por la sonoridad en la que estemos inmersos. Y es que cuando acudimos como espectadores a las salas de cine y disfrutamos de una película, alguna vez hemos creído que sólo la imagen nos atrapa, pero sin un sonido debidamente orquestado, la majestuosidad que le asignamos a la imagen se vería muy cuestionada. Según esta autora-directora nuestro esquema de pensamiento está muy organizado con una idea de tiempo que a su juicio es visual y cuando ponemos en actividad consciente el sentido del oído, lo que se debilita es la idea de causa-consecuencia en la estructura narrativa tradicional, porque la ampliación hacia la sensibilidad desde allí (desde el oído) empuja hacia otro paradigma temporal, delineando los aportes intangibles que luego serán traducidos y materializados en una producción fílmica ajena a esquemas hegemónicos, que por demás estará más cerca de creaciones con identidad propia, originales y alejadas de las recetas. 
Es difícil imaginar películas muy reconocidas sin que las nutriera una buena banda sonora, y es difícil también el suponer un filme bien planteado sin la cantidad de efectos sonoros provenientes del entorno dramático de sus personajes. La música, así como los diferentes matices en las voces, la calidad de los sonidos naturales o producidos por la fabricación humana, surten efecto en quien escucha, pero mucho más en quien observa atentamente; por eso es importante elevar la calidad de las producciones brindándole al aspecto sonoro el peso que abarque nuestra capacidad para hacer buen uso de los oídos junto a nuestra necesidad de ser escuchados, mas aun si se trata de la producción de un filme: efectos, diálogos, monólogos, música incidental, música estructural, música accidental y por supuesto el bendito silencio entre uno y otra indicarán el camino cierto hacia la plenitud comunicante que cautive al público espectador. Para el guionista implica proponer con lujo de detalles, traduciendo y describiendo en lenguaje cinematográfico cada escena, no sólo en la acción esencial, sino también en el sonido esencial, despertando aquello que es necesario para la máxima comprensión de la historia, así como el descubrimiento de la naturaleza de los personajes y sus circunstancias. Para el director este guion ha de ser la luz que le conduzca a una buena producción. 
Hasta aquí sonamos y desde esta ventana batiente y de apertura interior, esperamos haber develado intrigas y peripecias, tan claramente, que al hacer mutis, vibrantes susurros tengan eco en la mente de lectoras y lectores. ¡Bye, bye! 
Autora: 
Francia Ortiz González

Nacida en Barquisimeto (1962),  actriz de teatro y cine. Docente teatral en las aéreas de actuación y expresión corpo-vocal. Dramaturga con acercamientos al guion cinematográfico. Ha participado en el trabajo de producción cinematográfica en cortometrajes y videos. Es directora del Taller Integral de Formacion Teatral de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado de Barquisimeto. Poeta con publicaciones en revistas y páginas literarias y los libros: Cuentos Cortos (1987), La que va conmigo (2007) y El árbol que espera (sin publicar). Es licenciada en Administración Comercial (1995) con una maestría en docencia universitaria (2005) y diplomado en animación sociocultural (2007). Es facilitadora desde el 2002 del Taller Libre de Yoga de la UCLA.

Para ver otra publicación de Francia Oriz pulse AQUÍ

Habla McGuffin es escrito por Francia Ortiz. Iribarren Films publica este espacio como una contribución al desarrollo de la cultura cinematográfica, sin embargo, las opiniones emitidas en él son responsabilidad únicamente del autor.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Competencia oficial del Festival de Cine Venezolano



Del 3 al 6 de junio se realizará en la ciudad de Mérida la décima cuarta edición del Festival del Cine Venezolano y para este evento 20 largometrajes forman parte de la competencia oficial. 
El jurado está integrado por la actriz venezolana Marialejandra Martín, el director de cine Ignacio Castillo Cottin, la productora de cine Claudia Lepage, el analista de guion y distribuidor de cine Maurizio Libesratoscioli, y el fotográfo Vasco Szinetar, quienes tienen el compromiso de premiar estos largometrajes en un conjunto de renglones. 
Este año se le rendirá homenaje al promotor cultural y cinematográfico Luis Guillermo Villegas Barthell, el cineasta y artista plástico Oscar Molinari, el productor de cine José Sousa, el promotor cultural y académico Mauricio Navia, y al realizador Diego Rísquez.
Fuente/Autor: 
Humberto Sánchez

lunes, 30 de abril de 2018

Una mujer fantástica es la mejor película iberoamericana

Una publicación compartida de Premios PLATINO (@premios_platino) el


Una Mujer Fantástica, ganadora del Oscar como mejor película extranjera, resultó la gran ganadora en los Premios Platino 2018. Este filme del director chileno Sebastián Lelio se llevó 5 premios:  Mejor Película Iberoamericana de Ficción, Mejor Dirección, Mejor Guion, Mejor Dirección de Montaje y Mejor Interpretación Femenina.
La lista completa de ganadores la pueden ver en El Comercio
Fuente/Autor:
Premios Platino
https://www.instagram.com/p/BiLgLAIgm10/?taken-by=premios_platino

viernes, 27 de abril de 2018

FE DE VIDA - Sí a la paz, no a la impunidad



Al estilo de "Waking Life" y "A Scanner Darkly", con un efecto de dibujado que le proporciona una estética muy particular se presenta Fe de Vida, un cortometraje producido en Barquisimeto, Venezuela; con el apoyo de la Dirección de Cultura de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado UCLA. Fue estrenado en esa institución y proyectado durante el Festival de las Artes 2011. Fe de Vida es un cortometraje que toca una de las realidades más tristes de la sociedad latinoamericana y cuyo protagonista es uno de los delitos más viles; el secuestro.
En un momento donde la paz en Colombia se está concretando, esta historia toma vigencia y permite reflexionar sobre el perdón, la justicia y la dignidad humana.
Este cortometraje fue realizado con muy pocos recursos por un equipo de personas de Venezuela y Colombia, más que profesionales, entusiastas del cine que desean aportar su granito de arena al desarrollo del cine regional.
Fuente:

HGRproducciones
http://www.youtube.com/watch?v=W2qcgboDJDs