martes, 15 de abril de 2008

ZELIG. El cine de mi colección


INTRODUCCIÓN
Debo admitir, antes de comenzar, que no soy ningún experto en cine; de hecho tengo en mi haber pocos cursos relacionados con el tema. Me considero más bien un consumidor de cine, el cual, ha aprovechado este consumo y ha aprendido un tanto del mundo cinematográfico; por lo tanto, no verán en mis escritos, comentarios demasiado elaborados y mucho menos con detalles técnicos profundos; sin embargo, haré lo posible por detallar y llegar a profundidad cuando ésto me sea posible, ya que la densidad del comentario dependerá del filme. En los escritos que presentaré, trataré de hacerlos amenos, agradables y fáciles de digerir, aunque ésto también dependerá del lector.
Zelig. United Artists/Metro-Goldwin-Mayer. Escrita y Dirigida por Woody Allen, protagonizada por Woody Allen y Mía Farrow. 1983. Documental.
Ésta es la historia de Leonard Zelig, el llamado «Hombre Camaleón», el cual fue llamado así por su habilidad de transformarse física y psíquicamente en la persona con la que estuviese interactuando, un asombroso caso que deslumbró a la psiquiatría y a la medicina en general.
Debo admitir que ésta es mi película favorita de Woody Allen, pero aun así debo empezar por apuntar que la sinopsis antes descrita es totalmente falsa, Zelig no es más que una disparatada comedia del amante más traumatizado de New York; la cual, esta disfrazada de documental. Woody parodia este género presentando una historia sobre un hombre que puede convertirse hasta en un chino si está parado frente a uno, utilizando los recursos habituales del documental, tales como la entrevista a personajes que estuvieron involucrados en la historia, escenas filmadas «supuestamente reales» intercaladas con escenas verdaderas, haciéndonos creer la absurda historia. Claro que, descubrimos la verdad de todo este engaño, cuando empezamos a reírnos con las hilarantes escenas, entre ellas, la de nuestro heroico personaje cruzando el Océano Atlántico en un avión puesto en reversa.
La inseparable compañera de Allen para esa época, Mía Farrow, interpreta a la reservada psiquiatra que estudia el caso de Zelig y que al final termina enamorándose de él, llevando esta historia hasta un desenlace romántico.
La cinematografía de Allen me gusta por ser variada y abundante, variada porque va desde el drama más traumático y psicoanalítico hasta la comedia más disparatada; abundante ya que Woody nos presenta una película por año, a veces dos por año, así que hay mucho de donde escoger y coleccionar. A veces, lo único malo es no poder seguirle el paso, siempre que veo un filme de Allen creyendo ser el último, me encuentro con la sorpresa de tener como tres más adelante del que estoy viendo. Hace poco pude ver Matchpoint y después de esta película hay otros filmes; pero ponerse al día con este realizador puede resultar una experiencia muy divertida y gratificante.
Escrito por:
Luis Steelheart

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada