lunes, 29 de julio de 2013

Hablemos del Cinescope: Entrevista a KAORI FLORES YONEKURA


El cine y sus protagonistas (2007)

La cineasta Kaori Flores Yonekura (foto superior), a comienzos de mayo en la ciudad de Mérida, con la participación de expositores, becados nacionales y grupos vía web y del convenio FEISAL – Cinescope (más de 40 escuelas en Latinoamérica) impulsó su proyecto Cinescope, conjuntamente con un equipo de emprendedores.
¿Cómo surgió la idea del Cinescope?
Cinescope comenzó por una necesidad personal de obtener conocimientos sobre las posibilidades de promoción, distribución y difusión de mi película Nikkei, y de cómo aplicar esos tres temas a mis próximos proyectos desde la etapa inicial de desarrollo.
¿Cómo se logra la organización de un evento de este tipo, como lo proyectó Cinescope?
En principio tener muy claro el objetivo, en este caso tener un panorama muy amplio de lo que es la realidad de la difusión de nuestras propias películas en Iberoamérica, por eso el proyecto se llama Cinescope, por la amplitud de la pantalla, de ahí generas el proyecto, buscando que hay dentro del espectro en búsqueda de soluciones, en adelante se organiza como cualquier otro evento.
¿Cómo fue el proceso de seleccionar la temática de este Cinescope, tomando en cuenta la selección de los expertos?
Primero se crearon los espacios, tomando dos puntos de partida: CopyLeft y CopyRight… de ahí surgieron los espacios: Transmedia, Festivales, Distribución Underground, Distribución Digital, Licencias, Crowfunding, Distribución Clásica… etc. Luego de acuerdo a esos espacios me dediqué a buscar quienes podrían ser los mejores representantes de proyectos exitosos en esos espacios.
Desde tu punto de vista como realizadora ¿Crees que las políticas públicas de Venezuela se adecuan a este tipo de alternativas para productores independientes?
En cuanto a financiamiento el cine venezolano no es independiente, los costos son bastante elevados respecto al resto de Latinoamérica, el patrocinio privado en muchos casos no es accesible y es por eso que dependemos y tenemos derecho al fondo público, sin embargo en cuanto a temáticas, el cine venezolano es bastante amplio; esa política de dar cabida a tal variedad de historias habla muy bien de la política pública. Además de ésto creo que de lo más valioso que tenemos en nuestra ley respecto a lo que tocamos en el marco de Cinescope; distribución, promoción y difusión, es la cuota de pantalla venezolana que no tiene igual en otros países, ésto es algo ejemplar, como política de protección al sector cinematográfico local y a la protección de la identidad nacional.
¿Consideras que las formas de distribución alternativa o underground son más efectivas que lo hecho por la industria, es decir los canales regulares por los que debe pasar un realizador, o ésto podría funcionar como apoyo? ¿Cuál es tu opinión?
Depende de cada proyecto, creo que el productor debe decidir de acuerdo a su diseño de producción cual es la salida que debe tener su película, no creo que haya una vía única de distribución, hay muchas, se vieron en nuestro programa y cada uno de los productores asistentes vieron todas las posibilidades que puede tener la obra.
¿Por qué crees que en Iberoamérica y específicamente en el caso de Venezuela los cineastas deberían interesarse en este tipo de programas de formación y capacitación?
La educación, es parte fundamental del desarrollo de la capacidad personal, la formación continua es base del desarrollo de un país, pero me refiero al desarrollo local, históricamente ninguna sociedad se desarrolla porque lleguen de afuera a desarrollarla, es por eso desde este espacio que hemos creado con Cinescope, queremos ser facilitadores de procesos de desarrollo. Sin participación de la comunidad este caso nacional e iberoamericano y sin empoderamiento no podría haber desarrollo local.


¿Consideras que hubo buena acogida del Cinescope y si le agregarías algo más?
Para ser la primera edición de Cinescope, nos fue estupendamente bien, estamos bastantes satisfechos con el programa, seguimos teniendo el objetivo máximo que es otorgar 2320 becas anuales de participación en nuestras jornadas, luego de eso pensaremos en “algo más”.
¿Qué abordará el próximo Cinescope en el 2014 y dónde será su sede?
Estamos estudiando la posibilidad de hacerlo para el 2014 en Maracaibo, o continuarlo en Mérida… la opción Maracaibo es muy atrayente por el nivel de emprendimiento y participación que tiene los marabinos, di un taller con la Escuela de Cine Sergio Antillano para 30 personas y llegaron 80, no nos dio el corazón para decirles que no podrían estar, así que los dejamos y nunca se fueron, y así como ésta hay muchas anécdotas de colegas, cineastas activos que han dado talleres allá y la experiencia ha sido única respecto a la acogida. El tema 2014 de Cinescope es: Producción y Financiación.
Entrevista:
Lucy González
Becada nacional-Cinescope
Imágenes cortesía de:
Cinescope