martes, 17 de septiembre de 2013

Cine Club El Aprendiz: un brazo que se extiende para sensibilizar comunidades


Por Henry Lara Castellano
“El cine es un espejo pintado”
Ettore Scola
Donde hay cine el amor es posible, amor a la vida en sus aspectos naturales, artificiales y conflictivos. En el cine hay protagonistas, pero no solo los que interpretan los filmes, sino hay otros que están atrás, y son los que construyen un enfoque social para llevar aprendizajes, sensibilizaciones, disfrute y debates en comunidades que nos están acostumbrando a imágenes que plantean diversidades de la cotidianidad, diferentes a las impuestas por las productoras y cines comerciales; donde un héroe determina todo y siempre vence con un final risueño.
Aunque el cine también es fantasía o ficción, también es documento y realidad. En ese camino, el Cine Club El Aprendiz de la ciudad de Barquisimeto y existente desde hace dos años, ha realizado una labor extraordinaria y de hormiguita. En principio empezaron publicitando los archivos de películas que poseen por medio de las redes sociales, principalmente Facebook. Muy poco tiempo después, proyectaron para la población infantil en Barrio Lindo de la Parroquia Unión, luego en la Urb. Antonio José de Sucre, calle 33 con Av. Libertador -donde está su sede-, para luego exhibir en la Escuela Bolivariana Pablo Acosta Ortiz, películas incluso premiadas en festivales importantes de cine. Desde Chaplin, pasando por Giuseppe Tornatore con Cinema Paradiso, hasta Olegario Barrera con El Manzano Azul, son algunos de los autores que han desfilado con sus calidades artísticas en los espacios que ha propuesto “El Aprendiz”, bien sea al aire libre o en áreas cerradas.
Fundado en principio por Carlos Vargas pero que por ocupaciones privadas no pudo seguir, heredó entonces el proyecto José Gregorio Chirino, que con asistencia de Naudy Torrealba, Sugeisis Vargas y Pedro Frías, han realizado una inconmensurable labor de difusión y conciencia ciudadana.
La magia del cine ha sido llevada a diversos lugares, acostumbrados a otros formatos argumentales de películas: las comerciales, violentas y sin valores. Las películas que exhibe “El Aprendiz” son previamente seleccionadas por José Gregorio Chirino para medir al tipo de público al cual van dirigidas, todo como una unidad profunda entre elementos dinámicos, plásticos, de valores intelectuales, sociales y discursivos -ardua labor ésta- que se complementa con los cine-foros al final de cada función con invitados del Cine Club Charles Chaplin, todo un patrimonio del estado Lara con 37 años de existencia, e Iribarren Films; agrupaciones que vienen realizando una labor extraordinaria de esparcimiento concienciadora del cine en diversas poblaciones del estado.
Así los espectadores no sólo aprenden, sino que interviene con sus percepciones, sensibilidades -todas ellas interesantes-, lo que comprueba, que cuando se llega al corazón de un ser humano (en este caso con el cine), ellos manifiestan lo que jamás creían podían manifestar, o lo tenían allí dormido, cautivo quizás, esperando su grito para exponerlo a voz viva.
Esta labor social con mucho esfuerzo, de luchas a veces contra los tecnicismos de instalaciones de luz o daños de la lámpara del proyector, costeado todo por este equipo de sensibilizadores humanos, como también la falta de recursos para mejores publicidades; son escollos que ha logrado suministrar fortalezas al equipo del Cine Club El Aprendiz para cumplir prácticamente todos sus objetivos con eficiencia.
A dos años de su creación, los que somos amantes del cine le damos las gracias a Dios por la aparición de estos personajes necesarios para buscar una sociedad de cambios, moviendo así, una fuerza especial y auténtica que genera el cine como medio de comunicación con películas de todas las nacionalidades y continentes. Esto hace que el  Cine Club El Aprendiz tenga una riqueza de formación y registro de producciones a explorar, que lo hacen merecedor de todo nuestro apoyo.
Si quiere saber más o comunicarse con ellos busque en Facebook: Cine Club El Aprendiz y allí se abrirá la inmensa gama que este grupo posee como tesoro fílmico. 
Autor:
Henry Lara Castellano
Foto:
Cortesía de Cine Club El Aprendiz