viernes, 6 de mayo de 2016

El Gato del Rabino, o la perspicacia felina hecha película


El Gato del Rabino (Le Chat du Rabbin), es la adaptación del comic homónimo de Joann Sfar. Con el interés de restarle tanto drama a la guerra de religiones y a las querellas raciales, el autor francés lleva al protagonista sagaz de su comic, Le Chat du Rabbin, hacia la gran pantalla.

«Nuestro Dios no esta lleno de odio, El ama la ciencia» (1)

Argelia, 1920. Un gato adquiere el don de la palabra tras comerse un loro. Fascinado por la hija de su amo, el Rabino, y por la cultura judía, el gato se acerca a las creencias religiosas de los humanos que lo rodean. Pero, mientras más aprende, más crítico se vuelve, por lo que observa las religiones desde una perspectiva menos idealista. Despreocupado y parlanchin, el gato comete el sacrilegio de invocar el nombre de Dios, lo que le conlleva a perder su capacidad para hablar. No obstante, con la llegada inesperada de un pintor ruso, el gato empieza una nueva amistad que lo conducirá junto al rabino, al pintor y a un Imán hacia una aventura en búsqueda de los orígenes del judaismo. 

Una película para ver y volver a ver... 

Ganadora del Cesar a la mejor película animada (2012), El Gato del Rabino hace una crítica honesta y de actualidad a las instituciones religiosas que dejan de lado sus legados principales (Amar a su prójimo como a sí mismo), para transformar ese legado en poder y dar rienda suelta a los fanáticos. Políticamente incorrecta, esta película surge como una inspiración humana y sincera. Un verdadero himno a la tolerancia, lleno de humor, poesía e ironías. Joann Sfar, autor de la historieta y de la película, defiende el libre albedrío, remarcando la gran ignorancia que resalta de las principales religiones (Judía, Cristiana y Musulmana), a pesar de los constantes “análisis” y “estudios” que a éstas se les hacen. 

«Antes de empezar un debate sobre la laicidad, vayamos a almorzar» (3)

El Gato del Rabino, transmite un mensaje en el que se demuestra la coexistencia pacífica y constructiva entre musulmanes, judíos y cristianos. Una coexistencia que alguna vez fue posible. Inteligente y fascinante, el cuento orientalista de Joann Sfar (comic y film), no solo se disfruta facilmente sino que también invita a reflexionar sobre la condición humana y sobre algunos valores importantes que se hacen necesarios hoy más que nunca.

Ficha técnica:
Duración: 80 minutos.
Guión: Sandrina Jardel y Joann Sfar 
Dirección: Joann Sfar y Antoine Delesvaux
Música: Olivier Daviaud
País : Francia, 2011
Web site: http://www.chat-du-rabbin.com/Le-Film
Imágenes/Autor: Autochenille Production - TF1 Droits Audiovisuels - France 3 Cinéma

Una publicación no oficial de la película puede encontrarse en YouTube.

(1) Imán, El Gato del Rabino, Joann Sfar. 2011. 
(2) Joann Sfar, entrevista de Cécile Mury para Télérama. “J'adore les Arabes, les Juifs, mais la religion, ça m'emmerde”. En francés. 04/06/2011. Disponible en línea: 
http://www.telerama.fr/cinema/joann-sfar-j-adore-les-arabes-les-juifsmais- la-religion-ca-m-emmerde,69560.php

Autora:
Marys Hertiman

Marys Hertiman promueve el arte desde un enfoque inspirado en la cultural studies y en los trabajos de Richard Hoggart. Licenciada en mediación cultural, ella posee un master en comunicación y se interesa también en los estudios de género. Tras varios años como periodista cultural (“Ciudad Volatil” -Emisora Cultural de Caracas- y “L'émission Universelle” -Radio Campus Clermont Ferrand-), ella decide dedicarse a la promoción y el desarrollo sociocultural en Francia.

Imágenes/Fuente:
Le Chat du Rabbin /Facebook
https://www.facebook.com/LeChatDuRabbin/photos

Para ver la edición número 3 de La Mirada de HAL pulse AQUÍ

La Mirada de HAL es un espacio de opinión sobre cine. Iribarren Films, como una contribución al desarrollo de la cultura cinematográfica, ofrece este medio para el planteamiento y la discusión de ideas con relación al séptimo arte. Sin embargo, las opiniones emitidas en este espacio son responsabilidad únicamente del autor.

1 comentario:

  1. Es sin duda una película llena de magia, humor e ironía. Joann Sfar es uno de los creadores más talentosos del mundo del comic. Excelente artículo.

    ResponderEliminar