martes, 31 de enero de 2017

La primera persona en hacer un cine narrativo fue una mujer



Alice Guy Blaché (Saint-Mandé, 1873 – Nueva Jersey, 1968), este nombre que a pocos les debe sonar, se refiere a una de las figuras clave en la historia del cine debido a que ya es un hecho histórico constatado que fue ella, y no Méliès, la primera persona en hacer un cine narrativo y definitivamente, ser en ese sentido la primera persona cineasta en hacer cine profesional y vivir de ese oficio.


Este hecho histórico ha sido constatado hace menos de diez años, de ahí su desconocimiento actual. La historia situaba a Méliès como el primer director, no como el primer hombre director, esto se debió a que el historiador G. Sadoul tuvo que inventarse la subcategoría de «mujer directora» con la finalidad de reservar el título de «primer director» para un hombre. Alice Guy no solo fue la fundadora del cine como narración cultural y la primera persona que dirigió películas, sino que también llegó a competir en Hollywood como productora y directora independiente. A lo largo de su extensa filmografía (más de 600 películas) fue la primera en usar grabaciones con un gramáfono al tiempo de las imágenes, la primera en utilizar efectos especiales, usar la doble exposición del negativo, las técnicas de retoque, la cámara lenta y rápida, y el movimiento hacia atrás, así como tratar todos los géneros fílmicos pasando desde las parábolas religiosas hasta al género policíaco. Sus películas tenían un protagonismo masculino y femenino por igual, trató temas como las paradojas religiosas y culturales, fundó el género policíaco y creó el cine narrativo tal y como se conoce hoy el día. Los protagonistas eran burgueses pero incluía en sus películas personajes de todos los rangos sociales. Su primera película -y por tanto, la primera película de la historia del cine- fue El hada de los repollos (Le Fee aux Choux, 1896), luego destacan Barricadas, La dama tiene antojos, Nacimiento, vida y muerte de Cristo.



En 1913 escribió Woman's Place in Photoplay Production, en donde denunció la exclusión que estaban teniendo las mujeres en el mundo del cine paralela a la conversión del cine en un negocio rentable y medio de comunicación masivo por excelencia. En este texto, tal y como proclamó Riccioto Canudo en El Manifiesto de las Siete Artes, Guy consideró el cine como arte, el cine había dejado de ser el entretenimiento de los pobres para pasar a contar historias. 
En 1953 fue galardonada con la Legión de Honor por el gobierno francés. Cuatro años más tarde la Cinemateca Francesa le rindió un homenaje, pero más tarde la historiografía borró sus rastros siendo estos recuperados hace menos de diez años. 
Fuente/Autor: 
Wikipedia 
con cambios en el texto original 
bajo Licencia Creative Commons
Fuente/Video:
Randall Green 
Foto:
Alice Guy-Blaché portrait picture
Autor: 
Apeda Studio New York 
Dominio público 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada