miércoles, 17 de mayo de 2017

Rain Man


Rain Man de Barry Levinson. Protagonizada por Dustin Hoffman, Tom Cruise y Valeria Golino. País: Estados Unidos. Año: 1988. Productora: The Guber-Peters Company. Distribución: United Artists. Género: drama. Duración: 136 min. 
Un joven y ambicioso comerciante de vehículos de lujo llamado Charlie Babbitt (Tom cruise) tras saber de la muerte de su padre descubre un secreto de familia casi imposible de creer, el tener un hermano mayor autista llamado Raymond Babbitt (Dustin Hoffman). Movido en principio por su avaricia Charlie llevará a su hermano Raymond a un largo viaje lleno de vivencias y de descubrimientos donde la comprensión y tolerancia serán claves para que estos seres se encuentren. Un hermoso filme ganador del Oscar a mejor película en 1988 y a mejor actor a ese gran interprete que es Dustin Hoffman. La historia nos muestra el difícil y complicado pero a la vez hermoso mundo de los seres autistas representado por el personaje de Raymond, el cual se encuentra recluido en una institución para seres discapacitados. Él como la mayoría de estas personas vive en su propio mundo con sus propias reglas y sus propios patrones, al igual que demuestra una inteligencia bastante particular. Su hermano Charlie solo le importa su negocio, incluso dejando en un segundo plano a su hermosa novia (Valeria Golino) y olvidando por completo al resto de su familia, incluido su padre con quien había peleado desde su adolescencia. Charlie es un ser frio y calculador sin más ni más. La noticia de que tiene un hermano autista el cual heredo por completo el dinero de su padre y también la noticia que su negocio está, de repente al borde de la ruina, lo hacen concebir un inescrupuloso plan donde secuestrará a su propio hermano para buscar su custodia y poder accesar a su herencia la cual por supuesto también debería ser suya pero que fue negada por su padre. A bordo del vehículo que provocó la pelea entre padre e hijo, los Babbitt iniciaran un largo periplo que los llevará de la desesperación, por parte de Charlie, de no poder lidiar y no comprender a un ser con las características de un autista y de Raymond de no entender el mundo real, hasta finalmente el entendimiento y el amor fraternal en un encuentro entre hermanos. Este filme no tiene desperdicio, nos hará reír, nos hará llorar, nos hará reflexionar sobre la familia, sobre la vida en sí. La Actuación de Hoffman le mereció otro Oscar, reafirmando su carrera ya bastante consolidada con títulos como El Graduado o Kramer vs Kramer y le dio la oportunidad a Cruise de hacer una gran película en el comienzo de su carrera. El filme no trata de hacernos entender al autismo como una enfermedad sino como una condición del ser humano, una condición diferente. Particularmente hablo de este filme porque me tocó realizar uno de los más emotivos cine-foros que he hecho en mi corta vida como realizador de esta actividad. De hecho, tenía mucho tiempo sin hacer uno cuando por casualidad se presentó la ocasión e invite a la madre de un niño autista para hablar de cómo tuvo que aprender a entender a su niño a base de una gran paciencia y amor. Lloró hasta que su ropa quedo mojada. Fue una experiencia muy emotiva que se dio gracias a esa fuerza que tiene el cine.
Autor: 
LUIS STEELHEART 
Licenciado en Administración de Empresas. Ha participado en diferentes actividades de cine-foro principalmente en el Cine Club Charles Chaplin y en la Biblioteca Pública Pio Tamayo, además de realizar colaboraciones en diferentes actividades de cine en los lugares antes mencionados y otras instituciones como la Universidad Simón Rodríguez, el CIECA, la UPEL y el Liceo Lisandro Alvarado. Steelheart es un cinéfilo y coleccionista de artículos relacionados con el cine. 

El cine de mi colección es escrito por Luis Steelheart. Iribarren Films publica este espacio como una contribución al desarrollo de la cultura cinematográfica, sin embargo, las opiniones emitidas en él son responsabilidad únicamente del autor.